Diagnóstico de la osteocondritis

Compártelo

Un examen físico por un médico es el primer paso en el diagnóstico de la osteocondritis. El seguimiento con rayos X normalmente viene a continuación para confirmar el diagnóstico y determinar la extensión del daño. Una exploración ósea y el diagnóstico por imágenes mediante resonancia magnética (MRI) puede ser útil en algunos casos también.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí