Tratamiento de la osteocondritis

Compártelo

Los tratamientos para la osteocondritis pueden variar, y a menudo dependen de que huesos están involucrados. Normalmente se recomienda limitar la presión en el lugar afectado mientras la enfermedad sigue su curso. A veces, un refuerzo o yeso puede ser útil para soportar el hueso y limitar el deterioro óseo. La fisioterapia y la cirugía pueden ser necesarias para ayudar a fortalecer la zona y reparar los daños. En algunos casos, el tratamiento puede que no sea necesario.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí